El Presidente de X HUELVA, Joaquín De la Torre, ha alertado al Ayuntamiento de Huelva sobre el riesgo de incendio que supone el estado actual de maleza y arbustos sin desbrozar en los cabezos de la capital, y que podrían afectar no sólo al entorno natural, sino a las viviendas cercanas.

Las fotos que se adjuntan se han tomado como ejemplo en el cabezo Mondaca, que se encuentra en la ladera del Conquero, y muy próximo a la Universidad de la Merced y plaza de toros, pero su estado de abandono es similar al resto de cabezos de la capital onubense.

De la Torre añade, “actualmente nos encontramos en una situación crítica de supervivencia para los cabezos, que son seña de identidad de nuestra ciudad, y que además de haber servido como defensa natural, albergan restos arqueológicos de más de 15 millones de años de antigüedad, y representan parte de nuestro patrimonio histórico, al que los onubenses no debemos de renunciar”.

“Varios son los proyectos urbanísticos que últimamente amenazan este patrimonio, pero no menos dañino es el abandono que vienen sufriendo esta formaciones geológicas a lo largo de los años por parte de todas las administraciones, tanto locales como autonómicas, y desde XHuelva creemos que es el momento de presentar un plan ambicioso para rescatar y poner en valor todos los cabezos de la capital; Mondaca, Roma, Joya, Moret, Conquero, Esperanza o San Pedro, y disponer de un presupuesto anual de mantenimiento para evitar que actuaciones puntuales y aisladas como las que se han ejecutado en las últimas décadas sobre algunos de ellos, como es el ejemplo del Parque Moret o Parque Alonso Sánchez, generen en la administración una sensación de complacencia social, y no de obligación”.

Finaliza De la Torre, “distintas asociaciones en defensa de los valores históricos y naturales de la capital, han sido fundamentales para evitar un daño aún mayor a nuestro patrimonio arqueológico y cultural, pero la falta de apoyo institucional, ha derivado en la situación que vivimos y denunciamos a día de hoy, porque creemos que el desarrollo económico y social, es compatible con la defensa y explotación de nuestros valores históricos, y ha llegado el momento de sentir orgullo de todo aquello que nos representa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.