Huelva es una de las grandes provincias olvidadas por las administraciones y partidos políticos de este país, en algunas ocasiones se debe a la falta de interés en proyectos estratégicos, aunque la principal justificación es la ausencia de inversiones en los presupuestos anuales. Pero la realidad es que existiendo una financiación europea para la ejecución de proyectos destinados precisamente al ámbito rural, no se entiende que año tras año se demanden las mismas infraestructuras de carreteras de interconexión, u obras hídricas, necesarias para el desarrollo de la provincia, todos nuestros representantes políticos se hagan las fotos de rigor en época de campaña, y sin embargo sigan sin ejecutarse. Tras más de 40 años de promesas incumplidas, la falta de empleo y el escaso mantenimiento en el ámbito rural, están provocando que la provincia se desangre por el éxodo de la gente joven en busca de oportunidades, y un envejecimiento social que afecta ya a ¾ partes de la provincia onubense. Según la EPA la provincia de Huelva cerró 2020 con la mayor tasa desempleo de España, un 27% (28,9% en la capital), y la zona rural languidece con colegios que cierran sus puertas por falta de niños, que convierten los municipios en residencias de ancianos.

Nuestra clase política parece no ser consciente que el 80% de la superficie de la provincia de Huelva es rural, lo cual presenta un desequilibrio demográfico muy peligroso, pues el 75% de la población se concentra localizada en 13 municipios de los 80 que componen la provincia. Este hecho demuestra que el crecimiento de la provincia está condicionado al desarrollo interno de la misma, y que son necesarias actuaciones muy particulares para evitar el aislamiento geográfico de gran parte de los municipios.

En los últimos fondos europeos destinados al desarrollo rural 2014-2020 (FEADER), concretamente a España le han correspondido 12.244 M€, los cuales han sido gestionados directamente por las comunidades autónomas, y de los que tan sólo se han gastado 7.236 M€, dejando algo más de 5.000 M€ en suspenso, como si no existieran proyectos que realizar y necesidades que cubrir. Tras consultar con técnicos de ASAJA, que se ocupan precisamente de estas gestiones entre sus socios, cómo era posible que esto ocurriese, su respuesta fue tajante; “falta de gestión, y burocracia por parte de la Administración Pública”. Sólo en la provincia de Huelva se demandan anualmente proyectos privados por valor de más de 15 M€, y ¿tenemos la desfachatez de devolver 5.000M€ de fondos asignados? es incomprensible.

Desde XHUELVA creemos imprescindible elaborar un plan ambicioso para el conjunto de la Provincia, que permita acometer actuaciones a nivel comarcal y municipal, y ejecutar las infraestructuras de comunicación internas que se vienen reclamando y prometiendo desde hace décadas, como la variante de la Nacional 435 y la nueva variante Paymogo-Nerva, o la línea de tren de alta velocidad, pero también, apostar e impulsar el aeropuerto para alcanzar un turismo de ocio, cultural y deportivo, una industria rural sostenible con beneficios fiscales para autónomos y PYMES de nueva creación, aprovechando las facilidades que ofrece el teletrabajo, y por supuesto apostar por la red de telecomunicaciones 5G, con el objetivo de que todos los pueblos de la provincia estén bien comunicados y puedan desarrollarse sin limitaciones técnicas, y sus ciudadanos tengan acceso a unos servicios públicos y privados de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.