El Presidente de por Huelva, Joaquín de la Torre, afirmó, tras asistir a la conferencia que ofrecieron la arqueóloga Dª Clara Toscano, y el antiguo Director del museo de Huelva, D. Pablo Guisande, sobre El Metropolitan y la necrópolis tartésica de La Joya. “En el contexto socioeconómico actual, estamos asistiendo a un momento crítico para la supervivencia del patrimonio arqueológico y cultural de nuestra provincia, el delicado equilibrio histórico que ha existido a lo largo de los años entre el desarrollo urbanístico y la cultura, se ha visto afectado en esta última década, principalmente en Huelva Capital, a favor de un insaciable apetito por la construcción, respaldado por el afán de algunas administraciones de hacer caja y poder mantener el nivel de gasto adquirido”.

El esfuerzo de algunos voluntarios por volver a recuperar el Statu Quo del binomio construcción-cultura, se ve ensombrecido por la falta de apoyo ciudadano ante esta causa, y es aquí donde nuestro partido, Por Huelva, partido político que defiende los derechos de la provincia de Huelva, ha podido evidenciar el gran desconocimiento que tenemos los propios onubenses acerca de nuestro patrimonio cultural, y de la historia de las civilizaciones de las somos herederos y forman nuestra identidad colectiva, como Tarteso, civilización milenaria considerada la primera de Occidente”.

Añade De la Torre; “Haciendo un repaso de los libros de educación que se imparten a día de hoy en los colegios andaluces, observamos que culturas como la griega, romana o musulmana, acaparan la mayor parte de los contenidos de currículums escolares, mientras que otras, como la tartésica, han pasado de largo sin más pena que gloria, dejando una desazón entre profesionales y estudiosos en la materia, que mediante la investigación, han sabido mantener viva una civilización, cuyos restos, hoy en peligro de desaparecer, sitúan a Huelva como la provincia más antigua de Occidente”.

Los gabinetes pedagógicos, fueron creados por el Decreto 269/1985 de la Consejería de Presidencia (BOJA no 5 de 21 de enero de 1986) con el objetivo de impulsar la función educativa del Patrimonio Histórico Artístico de Andalucía, estableciéndose uno en cada una de las provincias andaluzas como programa conjunto de las Consejerías con competencias en materia de educación y de cultura, pues bien, estos gabinetes que servían de puente entre la Cultura y la Educación, han desaparecido junto con la importante labor que realizaban, algo inaceptable para una sociedad que valore su pasado, factor clave para el fomento de la identidad cultural, elemento básico para cualquier sociedad.

Finaliza De la Torre, “desde nuestra formación, Por Huelva, hemos presentado ante la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía , una propuesta a fin de recuperar la actividad de los gabinetes pedagógicos, y solicitar que se introduzca en los currículums escolares, y concretamente en los libros de texto de Geografía e Historia, un capítulo sobre el origen de las principales civilizaciones de cada una de las provincias andaluzas, incluyendo para Huelva un apartado especial para el periodo orientalizante o tartésico. Así mismo, resulta significativo la ausencia de otro periodo histórico clave para entender la evolución histórica de nuestra provincia: el periodo musulmán con la ciudad de Saltés como capital de uno de los reinos de Taifa en el siglo XI. Y como complemento a estos contenidos curriculares, Por Huelva apunta la oportunidad que supone que ambos periodos, tartésico y taifa, son identificables y cuenten con yacimientos arqueológicos como la propia isla de Saltés, el cabezo de La Joya o la ciudad de Tejada la Vieja, instando a la administración competente en materia de cultura, la Junta de Andalucía, a la adecuada puesta en valor de estos enclaves arqueológicos para la visita escolar, contextualizando y complementando los contenidos curriculares con el objetivo de fomentar la identidad onubense”.

Afortunadamente, Andalucía cuenta en su ADN con influencias de numerosas civilizaciones que han dejado un patrimonio cultural del que todos nos debemos sentir orgullosos, y que sin lugar a dudas, han determinado lo que somos a día de hoy. Es por ello, que no podemos dejar que ninguna de esas culturas queden en el olvido, ya que conforman parte elemental de nuestra identidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.