Las personas dependientes lo son 365 días al año  

 

El Presidente de X HUELVA, Joaquín De la Torre, ha denunciado a lo largo de la mañana de hoy que “el Ayuntamiento de Huelva, que tiene las competencias delegadas de las ayudas domiciliarias a las personas dependientes, discrimine retirando el servicio los sábados, domingos y festivos, como si las discapacidades entendieran de calendario”.

Según el Presidente de X HUELVA “la ley de la dependencia 39/2006, de 14 de diciembre, ha supuesto las bases para que la Junta de Andalucía preste este servicio, a través de los ayuntamientos, y estos cobren las ayudas por ellos, de modo que hay ayuntamientos que prestan el servicio los 365 días del año, y otros como el de Huelva Capital, que lo restringe sólo a los días laborables, algo que supone una limitación para las más de 1.500 personas con ayuda a domicilio, de las 5.000 prestaciones de la dependencia que hay en la capital, y que no entienden esta discriminación”. 

 Y Añade como ejemplo, “durante los días de confinamiento domiciliario del pasado 2020, el Ayuntamiento de Córdoba Capital, mantuvo la ayuda a domicilio para gestiones privadas a las personas dependientes, tales como ir a la farmacia o la compra, mientras el Ayuntamiento de Huelva suspendió temporalmente el servicio a aquellas personas que se negaban a que entraran en sus casas por miedo al Covid19, y sin embargo parece ser que siguió cobrando de la Junta de Andalucía, por las más de 1.500 trabajadoras de la dependencia, algo que resulta inexplicable”.

De la Torre ha querido puntualizar, que en el caso de la capital además existe «un retraso considerable en los planes de atención individualizada debido a la falta de personal contratado por el Ayuntamiento para ese fin, algo que inconcebible si se compara con el resto de la provincia, y que es un clamor entre los que tenemos familiares dependientes, como es mi caso».

Finaliza De la Torre diciendo, “la gestión de los recursos públicos puede realizarse de diferentes formas, siempre y cuando el objetivo sea el mismo, mejorar la calidad y los servicios a los ciudadanos, lo que no se puede entender, ni tolerar, es que existan partidas presupuestarias destinadas a cubrir un servicio específico a un colectivo muy vulnerable, como es el de la dependencia, y ese servicio deje de prestarse, o directamente la ayuda no se emplee conforme a su objeto principal”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.